• Secretaría de Defensa Nacional © 2014. Todos los Derechos Reservados. Blvd Suyapa, Col. Florencia Norte, frente a Iglesia y Escuela Episcopal. Tel. 2239-2330 Fax: 2235-8922; Horario 9:00 a.m. a 5:00 p.m. Políticas de Privacidad y Condiciones de Uso.

CONFIRMA FUSINA: 500 TRASLADOS DE RECLUSOS DESDE PRESIDIO SAMPEDRANO A NUEVOS CENTROS DE RECLUSIÓN.

PORTADA1

CÁRCEL DE EL PORVENIR RECIBE A LOS PRIMEROS 880 PRIVADOS DE LIBERTAD.

Este centro penal fue objeto de una remodelación en su infraestructura, reforzando sus paredes y colocando aisladores de calor en los techos.

Los reclusos trasladados son de mediana y mínima seguridad, la mayoría de ellos ya condenados, tendrá que aprender oficios.

Tegucigalpa. Sus días de ocio al interior de las penitenciarías de San Pedro Sula, Cortés y Támara en Francisco Morazán terminaron para 880 privados de libertad que hoy son trasladados hasta el Centro Penitenciario de El Porvenir, Francisco Morazán.

El Instituto Nacional Penitenciario con el apoyo de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), realizan este día la operación de traslados desde los dos centros penales con mayor población carcelaria, los cuales ya no tienen integrantes de maras y pandillas.

De la Penitenciaria Nacional de Támara se trasladan 380 reclusos y 500 de San Pedro Sula, los cuales son movilizados en autobuses penitenciarios y custodiados por elementos de Fusina quienes mantienen la seguridad en todo el eje carretero hasta la cárcel de El Porvenir.

Este centro penal actualmente con capacidad para 1,800 personas, cuenta con talleres en donde los privados de libertad tendrán la oportunidad de aprender distintos oficios y una vez que recuperen su libertad, integrarse a la sociedad económicamente activa con trabajo honrado.

Mismos requisitos

A diferencia de traslados anteriores, en que la mayoría de los reclusos eran de alta peligrosidad, este movimiento es de privados de libertad de mediana y mínima, quienes cumplen condenas por diferentes delitos, ninguno pertenece a criminalidad organizada, maras o pandillas.

Este movimiento obedece al comienzo del proceso de reeducación, rehabilitación y reinserción social como parte de la transformación del Sistema Penitenciario impulsado por el presidente Juan Orlando Hernández, garantizando el respeto de los derechos fundamentales de los reclusos.

A pesar de ser privados de libertad, no peligrosos, sus familiares tendrán que someterse a lo establecido por el Reglamento de Visitas para poder reunirse con ellos los fines de semana, de lo contrario no tendrán acceso al centro penal y menos a sus parientes.

  • Los visitantes tendrán que cumplir los siguientes requisitos para ver a sus parientes privados de libertad:
    a) Copia de la Tarjeta de Identidad
    b) Constancia de Vecindad
    c) Constancia de Antecedentes Penales vigente
    d) Constancia de Antecedentes Policiales vigente
    e) Tres Fotografías recientes, tamaño carné
    f) Tres Cartas de Referencia que deben incluir número telefónico
    g) Certificación de matrimonio en caso de ser casados o declaración jurada debidamente autenticada por Notario, cuando se trate de Unión Libre
    h) Nombre de la persona privada de libertad
    i) En caso de niños (as), presentar certificado de nacimiento.

Esta documentación debe ser presentada en el establecimiento penitenciario, la misma es sujeta a una investigación y al comprobar su autenticidad se extiende el carné, el cual es intransferible y permanecerá en las instalaciones carcelarias, los visitantes no podrán llevarlo a su casa.

Las visitas serán los fines de semana: sábado y domingo en un horario de 10:00 am a 3:00 pm.

De importancia

880 privados de libertad son los trasladados hoy al centro penal de El Porvenir, Francisco Morazán. 500 de San Pedro Sula y 380 de la Penitenciaria de Támara.

Hasta ayer la población del centro penal sampedrano era de 1,470 reclusos, con el traslado de 500 solo quedan 970, los cuáles serán trasladados en las próximas horas.

A nivel nacional la población carcelaria es de 18,800 privados de libertad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *