Rus Rus, Gracias a Dios: Habilitan puente aéreo que facilita el comercio y salud de la comunidad misquita


  • Se estima que unos 100 mil habitantes de Puerto Lempira y comunidades aledañas a Rus-Rus han sido beneficiados con la reparación de la estructura de hierro y madera.

  •  El paso colgante mide 173 metros y pesa unas 15 toneladas.

Tegucigalpa, 29 septiembre 2020. Conscientes de que la unión y el trabajo en equipo aumentan la eficacia en los resultados finales, los pobladores de Rus Rus, Gracias a Dios, y comunidades vecinas, se encargaron de reparar el puente colgante que une decenas de comunidades luego que presentara daños significativos.

Producto del esfuerzo comunitario desde hace algunas semanas los vecinos de la zona hacen uso del puente aéreo, instalado sobre el río del mismo nombre.

La obra es una muestra de la ejecución de trabajo combinado entre los habitantes y personal militar ya que se requirió de 30 días de arduo trabajo.

El beneficio está comprobado con el uso que le dan las familias que residen en seis comunidades, entre las que se encuentran: Carasanca, Singsatingni, Matividad, Ahuasbilla.

Y es que de no ser por este paso conformado por una estructura metálica y madera los habitantes de la zona no podrían recibir asistencia médica, educación o comercializar sus productos.

Lidieth Coleman, una habitante, dijo que desde que nació en la comunidad de Rus-Rus, el puente es la única conexión que conoce y que une a diferentes caseríos y aldeas con la zona urbana de La Mosquitia, por lo que no existe otra vía alterna de traslado.

“Durante el tiempo que duró la restauración, muchas personas tuvieron que buscar rutas alternas, pero no podían viajar en vehículos ni motocicletas debían de hacerlo a pie. Gracias a Dios se logró concretar el trabajo y ya podemos viajar sin problemas”, dijo Coleman.

Se estima que alrededor de unos 100 mil habitantes de Puerto Lempira y cientos de pobladores que residen en las zonas aledañas son los beneficiados con la reparación del paso aéreo.

Compromiso y servicio

A la mano de obra ejecutada por los grupos familiares se sumó un equipo operativo de efectivos del sexto regimiento militar quienes sin descanso apoyaron el cambio de 45 mil pies de madera Santa María, plataforma con la que está cubierta el puente.

A esto se suma el apoyo a más de 20 personas que trabajaron en el puente con el sustento de raciones de alimentos por una semana obtenidos a través del Quinto Batallón de Infantería.

El amasijo de hierro tiene una longitud de 173 metros y pesa un estimado de 15 toneladas.

Es preciso mencionar que la obra también recibió aporte de varios dueños de fincas e instituciones que usan con regularidad el puente.


SÍGUENOS:
#SEDENAHN
F https://www.facebook.com/sedenahonduras/
W https://sedena.gob.hn
T https://twitter.com/sedenah
Y https://www.youtube.com/c/SEDENAHN
I 
https://www.instagram.com/sedenahn/


 

Los comentarios están cerrados.