Brigadas de exploración y control evitan proliferación de la langosta voladora en cultivos del país


  • Equipos militares y técnicos de SENASA mantienen vigilancia en zonas productores de granos básicos, y otros productos agrícolas, además de capacitar a los campesinos.

Tegucigalpa, 08 octubre de 2020. Equipos militares, durante los últimos cuatro meses, han acompañado las Brigadas de exploración de cultivos del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria-SENASA para confirmar o descartar la presencia de la langosta voladora.

De junio a la fecha, se han inspeccionado más de 1,607 manzanas de tierra, con la finalidad de controlar y evitar que la langosta voladora (centroamericana) destruya los alimentos que con esfuerzo y sacrificio cultivan los pequeños agricultores.

Los técnicos del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria, de la Secretaría de Agricultura y Ganadería -SAG, mantienen vigilancia en diferentes puntos del país.

A través de esta medida se ha encontrado plagas en bajas y medianas poblaciones que no representan un peligro o amenaza para los cultivos.

Procedimiento efectivo
No obstante, Senasa con el apoyo de los equipos militares del Comando de Apoyo a los Ecosistemas y Ambiente C-9 han implementado tratamiento preventivo en un estimado de 320 manzanas de tierra con el fin de evitar que estos insectos se multipliquen o dañen los cultivos.

“En El Paraíso nos estamos preparando con capacitaciones e identificando estos insectos. Sin duda que a raíz del Cambio Climático hemos transformado y reinventado la manera de cultivar y cuidar nuestros cultivos”, expresó Olman Carranza, un pequeño agricultor de Morocelí, El Paraíso.

Carranza hizo un llamado a los demás agricultores para que ellos también puedan sumarse con la vigilancia en sus siembras.

“Hasta el día de hoy no se han encontrado daños en cultivos, estos pequeños grupos están confinados en áreas de pastizales en donde no se ejerce ninguna actividad agrícola.

Zonas atendidas
Danlí, Trujillo, San Pedro Sula, Olanchito, y Tocoa, son parte de las zonas donde se han realizado labores de campo y se han dado capacitaciones a los campesinos , explicó la jefa del departamento de Diagnóstico, Vigilancia y Campaña Fitosanitaria de Senasa, Diana Martínez.

La entrevistada, informó que el 70 por ciento de las plagas surgen en grupos pequeños y medianos como ha sucedido en la zona sur, pero hasta el momento sin ocasionar daños, en el norte del país se han encontrado acumulaciones pequeñas de langosta.

“ En la zona sur hay muchas cañeras lo que hace la plaga se sienta mayormente atraída. Las precipitaciones y temperatura ayudan a que se proliferen por eso estamos trabajando a diario”, preciso Martínez.

Cada brigada de exploración está compuesta por entre siete a 12 efectivos de las Fuerzas Armadas y dos técnicos de Senasa, ya que se deben mantener medidas de bioseguridad para evitar y propagar la COVID-19.

Otros datos

  • Una langosta puede vivir entre cuatro a seis meses.
  • Senasa dispone de laboratorios, además de expertos en entomología que analizan los tipos de plagas presentes en los cultivos.

SÍGUENOS:
#SEDENAHN
F https://www.facebook.com/sedenahonduras/
W https://sedena.gob.hn
T https://twitter.com/sedenah
Y https://www.youtube.com/c/SEDENAHN
I 
https://www.instagram.com/sedenahn/


 

Los comentarios están cerrados.